Las leches de fórmula

Todos los pediatras están de acuerdo en que La lactancia materna es el método ideal para alimentar a un bebé, pero cuando hay razones de mucho peso y no es posible el amamantamiento, los niños alimentados con leche de fórmula también están bien alimentados y saludables.

Las leches de fórmula (fabricadas con leche de vaca) también conocidas como maternizadas están estrictamente regularizadas y contienen los nutrientes necesarios que un bebé necesita. Los especialistas dicen que no hay una respuesta para saber que leche de fórmula es la mejor, esto depende de las necesidades individuales de cada bebé.

A veces puede ser necesario cambiar el tipo de leche que el bebé toma. Alergias, más necesidad de hierro, son algunas de la razones por las cuales es posible que se necesite cambiar la fórmula. Si el bebé presenta ezcema, piel escamosa, diarrea, fatiga o debilidad o vómitos hay que comentarle al pediatra rápidamente porque pueden ser producidos por la leche que ingiere.

Hay otras opciones frente a la leche de fórmula si el niño presenta problemas de alergia o intolerancia. Actualmente se comercializan leches hidrolizadas o leches de soja adaptadas a las necesidades nutricionales de los bebés.

A pesar de que las fórmulas infantiles están estrictamente controladas, es importante hacer hincapié en la que La leche Materna sigue siendo el método más seguro de alimentar a un bebé. La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna como el alimento preferido en la alimentación infantil.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*